Salud bucal y Salud general

salus-dental-general


Un viejo adagio dice ”mens sana in corpore sano” , la luz de los conocimientos actuales en relación a las enfermedades bucales y la salud general, nos permite crear uno nuevo “boca sana in corpore sano”

El cuerpo humano es una unidad bio­psico­social, su división como lo ha hecho la medicina en especialidades (enfermedades cardíacas, renales, pulmonares etc) tiene solo valor práctico y académico, el cuerpo humano sigue siendo “uno” e indivisible. La boca es parte de ese cuerpo por eso no debe extrañar que las enfermedades que la afectan puedan dar manifestaciones en otros órganos o sistema.

En la boca existen dos enfermedades prevalentes, la caries y la enfermedad de las encías (enfermedad periodontal). Las consecuencias de la primera son bien conocidas, dolor, infecciones, extracción de los dientes. La segunda, la enfermedad periodontal es menos ruidosa (sangrado gingival, halitosis, movilidad) pero su repercusión para la salud general es mucho más significativa.. Así la E.P. puede ser causa de infecciones en el corazón (endocarditis infecciosa) o infecciones en otros órganos (pulmones, riñón, cerebro), pero además es considerada como un factor de riesgo para:
Ateromatosis (endurecimiento de las arterias que pueden llevar a un infarto cardíaco o a un accidente cerebro vascular), Partos prematuros y nacimiento de niños de bajo peso​, Alteraciones pulmonares (especialmente en personas mayores e internadas en hospitales o en geriátricos), agravamiento de la Diabetes​, etc.
Todo esto debe alertarnos sobre la importancia de tener una boca sana, no solo por razones estéticas sino fundamentalmente para tener una buena salud general.

Es importante recordar que la salud bucal puede lograrse con procedimientos simples (Prevención) . La caries con el uso del flúor en sus distintas presentaciones (gotas, dentífricos, colutorios de uso diario), una alimentación cuidadosa con los hidratos de carbono y azúcares y una correcta higiene bucal.

La prevención de la Enfermedad Periodontal se basa en una correcta higiene bucal y controles periódicos.

Higiene bucal adecuada significa uso del cepillo dental en todas las caras de los dientes (después de cada comida, antes de dormir y al levantarse) y fundamentalmente la limpieza de los espacios que existen entre los dientes (espacios interdentarios), mediante el uso de diversos elementos que su odontólogo indicará, acorde a las características de sus dientes, tales como Hilo Dental, Palillos y Cepillos Interdentales.

La higiene bucal sin el uso de estos elementos es INSUFICIENTE, especialmente si recordamos que la mayoría de las caries y de inflamación gingival se inician en estos lugares, donde las cerdas del cepillo no llegan.
Prof. Dr. Alberto Bustamante ­ MN 4573
Asesor Científico de Bucal Tac ­ Grimberg Dentales
Director de la Carrera de Especialista en Periodoncia. USAL/AOA
Académico de Número de la Academia Nacional de Odontología.
Maestro de la Facultad de Medicina de la USAL y Maestro de la Odontología Argentina
AOA (Títulos honoríficos)