Mitos y realidades sobre la higiene bucal

Dentista-400x265


Si bien la higiene bucal es un hábito fuertemente arraigado en nuestra sociedad, existen con respecto a ella muchos conceptos o creencias erróneas. Haremos una breve reseña de los más comunes:

1. La higiene bucal tiene como principal objetivo eliminar los restos de las comidas, que son la causa de las enfermedades bucales
2. Mejor cepillarse antes de acostarse
3. Mejor cepillarse con un cepillo duro y con fuerza.

A lo largo de este artículo daremos las razones por las cuales estas creencias son hoy consideradas erróneas.

Todas ellas surgen de la época en la cual no se conocían las causas de las dos enfermedades más comunes de la boca, la caries y la enfermedad periodontal.

Hoy sabemos que ambas son enfermedades infecciosas, producidas por los microbios que normalmente viven en nuestra boca. A estos debemos sumar otras causas como la ingesta exagerada de dulces o hidratos de carbono para la caries y el fumar, el estrés o factores constitucionales para la enfermedad periodontal.

Las bacterias son el factor determinante. Estas se acumulan sobre los dientes en forma de una película incolora (no visible), delgada y poco adherida sobre la superficie dentaria denominada placa bacteriana o biopelícula.

El objetivo fundamental de la higiene bucal es eliminar diariamente, de todos los dientes y de todas sus caras la placa bacteriana, objetivo que puede realizarse con el uso del cepillo para dientes.

Cepillo que no debe ser duro y que debe pasarse 8 a 10 veces sobre el diente “sin fuerza”.

Si a Ud al comer se le quedan restos alimentarios entre los dientes (especialmente los alimentos fibrosos), su eliminación no es resorte del cepillo dental u otro elemento. Debe concurrir a su odontólogo para que él mediante el procedimiento adecuado solucione el problema que produce el empaquetamiento alimentario.

Las bacterias sobre los dientes tienen lugares privilegiados para ocultarse, los espacios interdentarios, donde no llega el cepillo dental (dibujo), por lo tanto para su remoción deben usarse otros elementos, el hilo o seda dental, los palillos interdentarios y los cepillitos interdentarios. Su odontólogo le indicará cual necesita y como usarlo.

En resumen una buena higiene bucal necesita:
1. Un cepillo suave
2. Eliminación de la placa con una técnica de cepillado adecuada.
3. Uso de elementos para la limpieza interdentaria.

Para que esta acción de la higiene bucal se corresponda con la salud bucal, debe además cumplirse otros requisitos:
a –­ Concurrir a su odontólogo cada 6 meses para un control y mantenimiento
b -­ Mantenimiento que involucra aplicación de flúor y selladores por el odontólogo para “reforzar” el esmalte contra las caries
c -­ Una dieta sana, con pocos momentos de ingestión de dulces.

Si Ud. cumple estas consignas y realiza una buena higiene bucal tendrá muchas posibilidades de tener dientes sanos, una hermosa sonrisa y un aliento agradable.

Prof. Dr. Alberto Bustamante ­ MN 4573
Director de la Carrera de Especialista en Periodoncia. USAL/AOA
Académico de Número de la Academia Nacional de Odontología.
Maestro de la Facultad de Medicina de la USAL y Maestro de la Odontología Argentina
AOA (Títulos honoríficos)
Asesor Científico de Bucal Tac ­ Grimberg Dentales